sábado, 19 de febrero de 2011

CAFÉ GIJÓN: Pepe Bárcena, el ángel de los bohemios (II continuación: Amigo de artistas)



NOTA: Este artículo viene de la anterior entrada, que se ha dividido porque era demasiado extensa. Conviene leer antes la que le precede.


SOBRE ESTAS LINEAS: JOSÉ BÁRCENA con el pintor Cántabro MARTÍN SAEZ. Este artista (a mi juicio) era el último exponente del Medioevo y de sus "excesos", tanto como del amor absoluto del Pueblo hacia quienes tenían pasión por la belleza. Parecía un monje del siglo XIV (le encantaba El Libro del Buen Amor y mantenía que desde el Arcipreste de Hita, la Iglesia había perdido todo su encanto). A mí, me enseñó, que en la vida, el amor y la belleza venían conjugados por fuerzas sobrenaturales y que nunca, jamás, se podía odíar... . Eso del odio era como de los niños cuando dicen: "eso no me gusta". Había que comer de todo y "tragar a todos" (para enseñarlo se sentaba frente a una mesa cargada de chorizos, mariscos, carnes, verduras, pescados y quesos   -y lo demostraba sabiamente....-).
Sigamos con Martín, de quien nadie dudaba en los años sesenta que era "fray Martín", que hizo de su capa un sayo; y de su sayo, un gallo.... Su aspecto era venerable y su amor por Picasso era insoportable e insoslayable. Tanto, que oir hablar a Martín Sáez de Picasso, era infinitamente mas bello, que escuchar a cualquier sacerdote hablar de Jesús, o narrar cosas del Mas Allá. Pues para Martín, Picasso, suponía, el gran genio del espíritu bello, en el siglo XX, quien nos había redimido de miserias y quebrantos. Algo de razón tenía, pues Picasso y Goya, que mucho se parecen -tanto en su genio como en su pleitesía con los tiempos- al igual que Velázquez; son Los tres pilares culturales de España. De aquella Sociedad ancestral,  que solo se dejó quebrar, amedrentar e impresionar, por hombres con pinceles. Porque algo de tribales tenemos y en nuestra Nación, ya que cuando te dicen: "Te voy a retratar". El "retratando" siente pavor, pensando que le van a robar el alma.... Pues sinó, no se explica que la paleta, los colores y los pincenles, valieran tantas veces, mucho más, que los cañones, la pólvora y las baquetas.... (pensemos sinó en Felipe IV rodeado de pintores, de Carlos IV con su Pancho Goya -al -unico que respetaba Godoy- o de la fuerza que Picasso tenía en la España de Franco).

Ello y todo ello, lo captaba aún Martín y pensaba que retratando la España de Franco, aquel hombre de El Pardo, poco a poco, se desmoronaba... Una mente que no estába falta de razón, porque lo único que pervive es el futuro; y ese futuro se domina gracias a lo que se fotografía, se pinta o se escribe (esto último -tristemente- cada día, menos). Así Martín pintaba desde que era niño, y desde que le educaron en la Institución Libre de Enseñanza de Laredo (junto a su hermano). Ya que fué un liberal de "larva", tanto como su hermano Fernando  ( y ambos, unos magníficos pintores abstractofigurativos-expresionistas). Por cierto, sobre Martín, una de las mayores alegrías que últimamente he recibido, fué la de enterarme de que Fernando Sáez (un maravillosos artista) estaba muy bien de salud y muy cerca de los noventa años... Algo que Bárcena me transmitió cuando vine de Japón y fué una tremenda ilusión, pues tristemente su hermano murió hacia 1990 (hace casi veinte años)-.

Pese a ello, Maria Antonia Medrano (la viuda de Martín Saez), he sabido que está perfectamente. Era esta mujer una guapísima cántabra cuarentona, cuando yo tenía cinco años (hace unos cuarenta y cinco) y de ella recuerdo que siempre supo que estaba casada con un genio. Nunca dudó de Martín Saez (su marido) y nos quería por cuanto mi padre siempre supo que aquel "Cantabrón", al que le duraba un  Cambembert entero, lo mismo que una porción de El Caserío a todos, era verdareramente: Un inmortal.

La mortalidad, la muerte y la mortandad, entonces (en los años sesenta) eran diferentes.... Dependían de la belleza. Aquellos que (como Picasso o Dominguín) eran genios creando lo mas bello y lo sublime, nunca morían -algo que se tenía por cierto-. Pero... . Ahora, se muere "todo quisqui";  y eso, es una pena. Aunque no me extraña; pues con los pintores que vamos fomentando, los toreros que triunfan en el papel cuché, los compositores que tienen éxito con el "chuda-chunda", y los cineastas que más se prodigan... Es que así; todos nos vamos a morir: Tristemente ya hasta mejor, no haber destacado, porque al menos así no hemos dado la "lata".... . Antes era diferente; antaño hubo quienes no se morían y por ello tenían derecho a montar todos los jaleos y contubernios que podían....

Como digo, en los sesenta y setenta, era todo muy distinto. Había mucha gente "inmortal". Yo conocí a varios y los curas sabían que aquello era cierto, que no solo Cristo (Nuestro Señor) sobrevivía al Mas Allá, que había otros que le acompañaban siempre. Podemos pensar que eso es falso, pero todos sabemos que es cierto y sinó por qué la Humanidad entera conoce a Akhenatón (el primer monoteista), a su semi-sucesor (Tutankamón) y nadie sabe quíen es el siguiente faraón a ellos (pese a haber sido verdaderamente buenos estadistas y gobernantes, no como Akhenatón o Tutankhamón).... Pues los hombres que cambian una época, que renuevan una Nación, o que acaban con las guerras y las miserias; dejan algo que nadie puede borrar. Esta era la generación de mi padre, la de Martín Saez y la de su hermano Fernando Saez y la de los que frecuentaron El Gijón en los sesenta. Todos, hombres de una época en la que España decidió no volver a tomar nunca mas las armas.... Una época maravillosa.

Pero sigamos hablando de Maria Antonia viuda de Saez, porque con ella me ha pasado algo increible: Primero explicaré que Martín Saez y  Maria Antonia Medrano (junto con Gonzalo y Gloria González-Pumariega), eran los íntimos amigos de mis padres en los cincuenta-sesenta. Hacia 1955, mi padre levanta una de sus primeras casas; en Arturo Soria 262. Casa, que soluciona tras vender las "arcillas expansivas" que había en sus cimientos, a una fábrica de ladrillo y construyendo allí (en el bajo) un garaje. Debido a que un golfo les había vendido un terreno insconstruible, sobre niveles freaticos y barros inestables... Seguro que era el primer Garaje de Arturo Soria, pues entonces casi no había coches, hasta allí llegaba el tranvía (y diganme Udes. para qué puede servir un garaje donde no hay coches...). Por todo ello convenció a muchos amiguetes que se vinieran a vivir a esta casa. Entre estos estaban Martín Saez y su mujer, que creo, aún mantienen aquel piso que debe tener ya casi de sesenta años ... Pero, lo mas importamnte, es que en aquel edificio siempre estuvo el Estudio de Martín Séez; el pintor que tantos confunden con Francis Bacon...

Y a quienes confunden a Martín Saez, con Bacon, solo me queda decirles que aquello es tan honrroso como cuando a mí me confunden con Manuel de Falla, para infravalorarme (diciendo que "hago cosas que se le parecen demasiado"...). Pero no solo eso; añado mas: Pués Manuel de Falla o Joaquín Rodrigo (con quienes me comparan para "despreciarme" y llamarme retrogrado) me precedieron en casi en cien años o medio siglo... Pero, acerca de Martín, hemos de plantearnos algo muy serio: Son ambos coetaneos. Porque las dataciones y las fechas hablan de que   muchos de los cuadros de Saez, que "tantos" ven "inspirados" en Francis Bacon, son, precisamente de igual epoca. Y es que Bacon tenía una casa cerca de la Estación de Atocha y frecuentaba igualmente el Café Gijón ( tanto como conocía la obra de Martín Saez y Saez a Bacon)... .

Pero no deseamos entrar en lo que no sabemos y solo vamos a recordar a un Martin que conocimos, tanto como a una María Antonia (tal como se merecen). Pues aquella mujer, viuda de un genio, ha donado todos sus fondos al Museo de Cantabria (mas de cincuenta cuadros); y ello con casi ochenta y cinco años, supone una verdadera heroicidad y seguridad (en la Providencia), pues a sus años, es difícil apuntarse al INEM... Sea como fuere, lo mas increible es que parece ser que Maria Antonia donó sus fondos en Estas Navidades y hacia el 27 de diciembre de 2010, se abrieron las nuevas salas de Martín Saez en Santander. Ello es algo de lo que he podido enterarme esta semana. 

Curiosa e increiblemente, en esos dias de Navidad, yo estaba en Japón, tristísimo y en una de los bajones navideños (precisamente en la de Fin de Año) comencé este Blog. Icreiblemente, al de empezar el Blog, me puse a escribir de Martín.... Entre mi artículo sobre este pintor y aquella inaguración , apenas habían transcurrido ocho días.... Yo no sabía que María Antonia aún vivía (llevo muchos años pululando por Japón)  y menos que en aquellos dias regalaba su colección de cuadros al Museo de Santader.... Para más casualidades, quienes también coleccionaron cuadros de Martín Saez, eran íntimos amigos de la infancia; los santaderinos Jose Luis y Jesús Santos.... Por todo ello, sentí una enorme alegría que habíamos coincidido en "el mas allá" tanto como gran tranquilidad al conocer (a través de Bárcena), que Fernando y Maria Antonia estaban bién.

Pero, vamos a narrar un poco más como era aquel Martín. el que vemos en la foto y que con él, tantos momentos de mi niñez compartí. Pues aún recuerdo como si hoy fuera, un día en que mi padre le dijo que era mas Chauvinista que Nicolás Chauvin... . Martín se quedó como parado y dijo aquello de: "Es que los franceses son chovinistas porque tienen motivos". A lo que mi progenitor le preguntó, que si entonces y tal como decía, seguro que le hubiera gustado, nacer francés... . Martín se quedó parado, con la mirada perdida y los ojos al aire (pues cuando Martín Saez estaba fuera de sí intentaba mirar por encima de las gafas, como queriendo saber qué había sobre las nubes...). Tras un rato pensando y mordiendo un cangrejo, afirmó: -"Pues claro que me huibiera gustado nacer francés"-.

Tras ello, mi padre que era un bromista y le conocía como si le hubiera tenido de niño, continuó preguntando: "Y si hubieras nacido en Francia; qué nación hubieras odiado"... La cuestión era tan cerrada que Martín dijo algo como: "Mira, Mario, para ponerme en apuros, mejor que no me preguntes... Y menos en medio del marisco". Pero el pintor, como era honrado, al poco rectificó y añadió: -"Lo mejor del Mundo es nacer en España, para saber que hemos nacido en un lugar asqueroso, lleno de injusticias, e irse a Francia a hablar mal de nuestra cultura, de nuestro país y de nosotros mismos".... Continuó entonces mi padre "pinchando" y preguntando sobre si el pintor hubiera nacido francés, y sobre qué hubiera sido de él en un lugar tan justo como el parisino.... . A lo que Martín, ya muy enfadado, entró en un soliloquio que reclamaba sus orígenes y su ideología, narrando algo como esto que recojo:

-"España, Iberia, es un pais malvado desde El Cuaternario. Si los malos volaran, en mi tierra, en Altamira no hubieran encontrado pinturas en las cuevas; pues hubiera habido ya un aeropuerto. Somos los peores.... Y por ello los mas interesantes. Por eso, nunca hubiera deseado nacer francés, ya que de haber sido así, solo hubiese podido aspirar a ser, bancario, el dueño de un comercio . Pero fuí español y conocí el mal. Ello me convirtió en artista. En artífice de plenos hechos y derechos... En actor de la Sociedad, y por cuanto te digo, no me preguntes si deseo ser francés, que diré que no. Porque lo mas bonito del Mundo es nacer en Laredo e ir todos los años a  Paris a exponer y pasar temporadas, para criticar a tu país. No lo contrario. ¿Me entiendes? !Te hablo de algo Horrible: Nacer en Paris, trabajar y vivir alli, e ir los veranos a Laredo a solo hablar del mal tiempo que hace Francia.... Eso es lo que pasará el día en el que el Mundo sea solo un Limbo.... Así que no me preguntes que si desería ser francés: NO, NO y NO. Siempre No, como Picasso. Hay que nacer español, que es el mejor pais, sobre todo para ir a Francia a criticarlo..."-.

"Este" era el Martín, que yo conocí, al que mi hermano adoraba de joven y quien le hizo pintor.

2 comentarios:

  1. Siempre tienen que hablar de Franco, y no saben que retrató a Franco de Capitán General de la Armada.

    Ver Pintores Españoles del Siglo 20 por LAPP nº 165

    http://listas.20minutos.es/lista/pintores-espanoles-del-siglo-xx-por-lapp-256080/

    Aqui se vende el cuadro y como se ve Franco cotiza mucho

    http://www.todocoleccion.net/arte-pintura-oleo/magnifico-oleo-martin-saez-1923-1989-retrato-francisco-franco~x41989794

    ResponderEliminar
  2. Estimado Lector. Leo detenidamente su comentario, sin entender mucho el significado de sus palabras, ni menos por qué lo firma solo con un apodo. Pues como me escribe sin sus apellidos, sin un correo personal, ni datos donde poder contestarle; me veo en la obligación de hacerlo publicamente. Pese a ello, si le molesta mi respuesta no dude en pedir que la quite, tras retirar -a la vez- su comentario; aunque como no da referencia alguna personal, no puede dañarle.Por lo que le contesto en público:
    Ya que si lo que desea es demostrar que tengo tendencias "comunistoides", usando figuras que ya son solo Historia y que me valgo de ello para remover malos sentimientos. Creo que no ha leído bien ninguno de estos artículos en los que redacto mis memorias (que ya tienen unos sesenta mil lectores); pues bastará recordar que a veces comento como nací y fui de joven más de Derechas que una raqueta de tenis. Aunque la vida me enseñó a cambiar, cuando entre los de izquierdas encontré buenísimas personas (sin tantos prejuicios). Pues nunca han dejado de ayudarme los progresistas, pese a que saben de mi ideología liberal-conservadora; mientras muchos de Derechas me critican (como Ud. mismo puede comprobar en sus palabras, aun sin poder acertar nadie los motivos...).
    Finalmente le diré que el cuadro que menciona de Martín Saez no se logra localizar en internet. No niego que exista y sea de este pintor, aunque mucho me extraña fuera de este autor, ya que Martín era más "colorado" que la marca del agua caliente. Pese a ello, he de recordarle que el mismo Francisco de Goya pintó infinidad de retratos de la familia de Carlos IV y de Fernando VII; convirtiéndose posteriormente en afrancesado y antimonárquico; lo que le llevó a morir en el exilio.
    Porque la obra de un pintor no marca toda su ideología; que muchas veces varía tanto como hacemos todos los hombres. Cambios de opinión que en ocasiones se suceden al ver como los que comparten ideas con nosotros -e incluso ideologías-, nos atacan sin motivo alguno y sin saber lo que aquellos buscan. Por lo demás, si mis palabras le molestan, no dude en pedir que retire estos comentarios (aunque al escribir Ud. con un mote y sin referencias personales, no creo que le puedan dañar en nada)

    ResponderEliminar